Sábado 26 de Marzo de 2016

Tabla de contenidos

La mañana

Había quedado ayer con un amigo para hoy. Ayer tenía ganas de verle y hablar de cosas. Sábado por la mañana me levanto un poco con el pensamiento de que no puedo socializarme porque me impide ser como yo quiero ser. No es mucho. Después me animo a hacer cosas y corto las ramas de alrededor de mi casa y todo bien. Hago una broma diciendo «la gallina andaluza» mi madre se ríe y a mí me sienta mal, porque me recuerda a las situaciones en las que pasé mal cuando hacía bromas y se reían de mi. Me siento mal pensando en socializarme con mi amigo. Voy a la cita y parezco normal hablando, pero no estoy cómodo ni tranquilo.

La tarde

Voy a un pantano cercano, tengo un momento de estar bien, pero sigo estando mal y sin poder ser yo y me preocupa que yo sea así, antisocial y que no pueda estar en un ambiente cómodo con la gente. Es un amigo que conozco de hace mucho y con el que tengo confianza. Corremos normal, pero sigo forzándome a preguntar cosas sobre él sin ser natural, aunque lo parezca. Llego a casa y pienso que es un trauma lo que me pasa, que un día me sentí mal con la gente, y mi cerebro hace que a veces me llegan esas sensaciones de que puede volver a ocurrir. Aunque en el fondo sé que no tengo por qué preocuparme. El momento que he estado bien (10 mins) no entiendo por qué me pasa lo que me pasa.

La noche

Cena con los amigos en la sociedad. Tengo pensado sobre qué temas hablar con los amigos. Al principio de la cena estaba bien, preguntando cosas y hablando, pero después ya no hablaba, no se me ocurría cosas para decir, estaba callado y no participaba en los temas. Me molesta que no lo pueda hacer… estaba nervioso y ganas de no estar con nadie porque no estaba disfrutando. La cara seca, me han dicho que me dé crema (me pasa cuando estoy nervioso o intranquilo).

Deja un comentario